AMO A PUEBLA Y A MI PAÍS; JUNTOS PODREMOS FORJAR UN MEJOR FUTURO: NACHO MIER

  • Puedo aportar mucho para que los poblanos tengan una vida mejor
  • Voy a estar al lado de ustedes porque en el IMT estamos quienes amamos a Puebla y al prójimo

SAN GABRIEL TETZOYOCAN, PUE. «Desde joven he sido sensible a los problemas de la comunidad, por eso estoy hoy aquí, porque sé que puedo aportar mucho para que los poblanos tengan un mejor futuro», refirió Nacho Mier, precandidato único al Senado de la República por Morena.

Durante una asamblea ante militantes y simpatizantes morenistas, manifestó que es verdaderamente obradorista quien de manera desinteresada lucha para que se reduzca la brecha entre los que menos tienen y los que tienen mucho «eso es la Cuarta Transformación, escuchar no a los de arriba sino a los dos abajo y mantener los principios de Morena de no mentirle al pueblo, no robar su confianza y no traicionar nuestra palabra».

«Por eso yo voy a estar al lado de ustedes, porque en el Instituto Mexicano para la Transformación de la Vida Pública hemos empeñado nuestra palabra con valor y dignidad, hombres y mujeres que amamos a Puebla y al prójimo».

Nacho Mier puntualizó que la gente debe ser quien decida quién quiere que los gobierne porque no debe haber imposiciones «eso solo daña al pueblo, por eso debemos respetar su voluntad; estando unidos con convicción, podremos mantener la esperanza de consolidar la 4T con Claudia Sheinbaum y estoy convencido de que en nuestra entidad, habrá transformación verdadera con Alejandro Armenta».

«Pero para que sea así hay que respetar cada uno de los pueblos y municipios para que quienes aspiren a gobernar sean verdaderos transformadores y no verdaderos pillos; la función de los consejeros electorales como los que están aquí presentes es la de vigilar que no se cuelen lobos vestidos de ovejas, que solo se quieren aprovechar de la gente, así que vamos juntos a lograr que sean los mejores perfiles quienes abanderen la defensa de la Cuarta Transformación en la entidad», finalizó.