Impulso a la educación no es demagogia, con ella se transforma sociedades: Armenta

  • Refrendó tarea legislativa a favor de la educación en ejercicio de Diálogos con Maestras y Maestros.

“Nuestro respeto y reconocimiento a la tarea de más de 100 mil trabajadores de la educación en Puebla no es demagogia, admiramos su labor, el proceso de enseñanza aprendizaje es, sin duda, el instrumento cognoscitivo más importante hacia la transformación humana”, aseguró el senador Alejandro Armenta, al enfatizar que, al igual que el presidente Andrés Manuel López Obrador “no comparto el modelo educativo que criminaliza a los maestros o castiga a quienes con amor transmiten conocimientos y valores en apoyo a la formación de nuestras hijas e hijos”.

Al asistir como invitado especial al evento «Diálogos entre Maestras y Maestros», acompañado de los dirigentes de las secciones 23 y 51 del SNTE, José Luis González y Alfredo Gómez Palacios, respectivamente, compartió su visión de impulsar desde el Senado «el modelo de escuelas sustentables con paneles solares para disminuir costos de mantenimiento», por lo que es preciso entender la dimensión de Puebla en materia de infraestructura educativa “con más de 14 mil 500 instituciones de todos los niveles, es decir una oferta educativa única, por eso es importante refrendar nuestro respeto y admiración a su tarea, como ente fundamental para el desarrollo”.

El senador Armenta explicó que por todas las razones expuestas, es necesario que las escuelas cuenten con tecnología “agradezco a los dirigentes su interés, ustedes son aliados en esta gran tarea, debemos dar el siguiente paso, por ejemplo dejar de importar miles de contenedores de paneles solares de China cuando tenemos la ciencia suficiente en Puebla con una comunidad de ingenieros y especialistas para construirlos y entregarlos a las instituciones públicas para que dejen de pagar energía eléctrica; esto tiene que ser sólo el inicio de una transformación integral del sector educativo en beneficio de nuestras niñas, niños, adolescentes y jóvenes”.

Señaló que es producto de la educación pública, «la conozco, por eso estoy convencido que en las escuelas sí hay honestidad, sí hay amor a la patria, sí hay amor al pueblo y cuando sea ama al pueblo se hacen las cosas dejando de lado los intereses personales”.