Dirigencia desfondó al PRI para apoyar a Barbosa y eliminar su registro en 2019, acusa Néstor Camarillo

La dirigencia del PRI en 2019 desfondó al partido para apoyar al difunto Miguel Barbosa Huerta, con el objetivo de respaldarlo en su candidatura a la gubernatura y para eliminar el registro del partido.

 

Así lo reveló el dirigente del PRI, Néstor Camarillo Medina, quien aseguró que, a pesar de ello, no lograron extinguir al priismo, que continuó su existencia.

 

En ese contexto, manifestó que aquellos que traicionen al PRI tarde o temprano pagarán las consecuencias de sus acciones.

 

«Para dejar al PRI en ceros y permitir que el difunto gobernador Miguel Barbosa ganara la gubernatura, hubo priístas de esa administración que trabajaron para desfondarlo y reducir sus votos a 50 mil», dijo.