Home / Foro de Expresión / Denuncian a juez Miriam Morales por favorecer en juicio a Rafael Zorrilla

Denuncian a juez Miriam Morales por favorecer en juicio a Rafael Zorrilla

Por Gerardo Pérez

El poder económico y la influencia que presume tener en el Tribunal Superior de Justicia, a través de la licenciada Miriam Morales Botello, titular del Juzgado Segundo de lo Familiar en Cholula, han llevado al empresario gasolinero Rafael Zorrilla Alanís a evadir el pago de la pensión alimenticia de sus dos menores hijas desde enero pasado.

Además, a espalda de su esposa Begoña Chapital García tramitó el divorcio para casarse con Emilia Rosalía Arroyo Haddad.

Antes de ello, el presidente de la ONEXPO –Organización Nacional de Expendedores de Petróleo-, Rafael Zorrilla, decide de mutuo acuerdo con su cónyuge que se vayan a radicar a Houston, Texas, en virtud de que Francisco, hermano de Rafael fue secuestrado.

Y en 2007 se traslada a radicar de manera definitiva a la Unión Americana.

Lo que él aprovechó para promover el juicio de divorcio a espaldas de su esposa Chapital García, dando para ello un domicilio inexistente.

Y cuando el Juzgado de lo Civil estaba por dictar sentencia, familiares de Begoña Chapital le preguntan el porqué de su divorcio con Rafael Zorriilla.

Les responde que desconoce, que Rafael nada le ha comunicado, por lo que ella promueve un amparo para echar abajo la demanda de divorcio.

Posteriormente -2019-, ella promueve el divorcio e inicia el juicio por la pensión alimenticia y el derecho a la compensación de bienes.

Acto del derecho de compensación de bienes que la Suprema Corte de Justicia de la Nación resolvió que tiene derecho de acceder a ellos, hasta el 50 por ciento de los bienes adquiridos dentro del matrimonio, cuando la esposa se dedica al cuidado de los hijos, pese haberse casado por separación de bienes.

 

QUEJA CONTRA LA JUEZ  MIRIAM MORALES

La situación económica de Chapital García se ha ido agravando, pues amén de la renta mensual, colegio de sus hijas, vestido y alimentación, lleva nueve meses sin poder acceder a la pensión alimentaria, porque desde enero pasado su esposo dejó de mandar dinero.

Y en el juicio de divorcio que se ventila en el Juzgado Segundo de lo Familiar, a cargo de la licenciada Miriam Morales Botello, ésta se ha abocado a favorecer al empresario Zorrilla Alanís con la dilación de la impartición de la justicia, obstaculizando procedimientos en contra de los intereses de las dos menores.

Dilación que ha llevado que desde enero pasado Rafael Zorrilla no otorgue la pensión a sus hijas, no obstante la indicación precisa y concreta del Magistrado Presidente del Tribunal Superior de Justicia, Héctor Sánchez Sánchez, que casos urgentes como pensión de alimentos… “no pueden detenerse y deben tener prioridad”.

Pese a que se han presentado amparos por dilación, la juez Miriam Morales no recibe las promociones, pese que hay casos urgentes de atención como son los alimentos.

Lo que originó que ante el Consejo de la Judicatura se presentara la Queja 73/2020 contra Miriam Morales Botello, Juez Segundo de lo Familiar en el Distrito Judicial de Cholula, “por la parcialidad mostrada a favor de Rafael Zorrilla Alanís, como el proteger sus derechos económicos y una dilación injustificada”.

Delitos cometidos contra la procuración y administración de la justicia, establecidos en el artículo 421 del Código Penal.

Dentro de la Queja, la parte afectada se reserva el derecho de presentar una denuncia.

Viridiana Valtierra, Adriana Estrada, Yamile haddad y Rafael zorrilla

TIENE LA CONCESIÓN NACIONAL DE IMPORTANCIÓN MOBIL Y POLICÓN CONSTRUCTORA E INGRESOS ANUALES DE 20 MILLONES

Además de tener la presidencia de ONEXPO –Organización Nacional de Expendedores de Petróleo-, Zorrilla Alanís posee la concesión nacional de importación Mobil y Policón Constructora, es distribuidor de camiones ISUZU, JAC, XCMG, Valero y Poligravas que lo lleva a obtener ingresos anuales superiores a los 20 millones de pesos.

Pese a tener total solvencia económica y bienes, el empresario desde enero decidió ya no mandar dinero para la escuela, alimentos y pago de renta a sus hijas, en Houston, Texas, a pesar de que sus hijas han crecido y desarrollado su educación en esta demarcación desde 2007.

MORALES BATALLA Y SU PASO TURBIO EN JUZGADO 1º FAMILIAR

En diciembre pasado el caso de la administración de la herencia del maestro José María Cajica Camacho llamó la atención de los medios de comunicación, asunto que se ventiló en el Juzgado Primero de lo Familiar a cargo –vaya casualidad- de la licenciada Miriam Morales Batalla.

Estalla el escándalo cuando la juez esconde a su diligenciario para que no notificara un requerimiento.

Quien padeció y vivió el comportamiento parcial de Miriam Morales fue Margarita Cajica Barragán al acudir a las instalaciones del juzgado para llevar un requerimiento y es cuando la “impartidora de justicia” decide esconder a su deligenciario.

Lo que no contó Morales Batalla es que el hijo de Margarita Cajica logró ingresar al interior del juzgado y encontró escondido al diligenciario.

Al verse descubierta la juez buscó una excusa para no dar la orden de que se notificara el requerimiento.

Requerimiento que se negó a ejecutar era para el Notario Público número 15 y a su señora madre, quienes desde 1966 han administrado la herencia de las hijas del maestro José María Cajica Camacho.

Otra manera de atrasar el juicio es acordar lo solicitado en los escritos 40 días después de presentados.

En octubre Margarita Cajica presentó un escrito y la juez Miriam Morales lo acordó hasta el 11 de diciembre, casi dos meses después, cuando el término legal es de tres días.

Además, en el acuerdo confunde la orden del Colegiado al decir que se debe abrir juicio intestamentario al anularse el testamento que presentó la mamá del Notario 15; sin embargo, existe un testamento anterior anulado.

Litigantes y jueces saben que se debe tratar de una sucesión testamentaria, pero la licenciada Miriam Morales en su “criterio jurídico” ignora el testamento y denomina  al juicio “Sucesión Intestamentaria”.

EN JULIO DE 2019 MORALES BATALLA RINDIÓ INSTANCIA DE LO FAMILIAR

En julio de 2019 el Consejo de la Judicatura del Poder Judicial del Estado tomó la protesta de ley a los jueces de Primera Instancia de lo Familiar: Luis Armando Juárez Valencia, José Cuauhtémoc Blázquez Guevara, Verónica Rojas Pasán, Griselda Méndez Ibarra y Miriam Morales Botello.

Y en febrero pasado fue asignada al Juzgado Segundo de lo Familiar del Distrito Judicial de Cholula, donde se lleva el juicio de la pensión alimenticia de sus hijas que entabló su esposa Begoña Chapital García y que Rafael Zorrilla Alanís se niega a pagar desde enero pasado.

Vaya historia de poder, relaciones y dinero.

Historia donde dos niñas están en desamparo al negarse su papá a mandarles lo de su manutención y educación.

Negativa que no se explica, pues el señor Zorrilla Alanís tiene ingresos anuales de 20 millones de pesos, la concesión nacional de Mobil y Policón Constructora, de los camiones ISUZU, entre otras.

Aunado que Rafael  tramitó el divorcio a espaldas de su esposa y ahora pretende casarse -sin estar divorciado- con Emilia Rosalía Arroyo Haddad.

Vaya historia de poder, relaciones y dinero.

Historia que no termina y donde la juez Miriam Morales Batalla se encuentra en el “ojo del huracán” por su parcialidad hacia Rafael Zorrilla Alanís, tal y como lo hizo con el asunto de la herencia del maestro José María Cajica.

La Queja ya fue presentada y habrá que ver resolución o determinación que tome el Consejo de la Judicatura del Poder Judicial.

Solo es cuestión de darle tiempo al tiempo.

 

Comentarios

Comentario

Sobre Lijbuw