Home / Foro de Expresión / Barbosa intenta linchar a Antorcha Campesina: Aquiles Córdova

Barbosa intenta linchar a Antorcha Campesina: Aquiles Córdova

+ Reta al gobernador comprobar enriquecimiento de dirigentes antorchistas con dinero otorgado por el Estado y la Federación


+ Lo emplaza a demostrar en los tribunales de justicia que Juan Celis o Soraya Córdova recibieron recursos y tengan cuentas con cientos de millones


+ Anuncia que vendrán movilizaciones de dos millones de antorchistas que saldrán a la calle en demanda de justicia y cese la persecución y hostigamiento


+ AMLO y Miguel Barbosa tienen una deuda con Puebla… explicar qué sucedió en la muerte de la gobernadora Martha Érika Alonso y Rafael Moreno Valle

 

+ México y Puebla son gobernados como en tiempos de la Santa Inquisición: quien llegaba a sus tribunales… “no salía vivo”; ¿dónde está el Estado de Derecho y sus leyes?

 

+ Aclara  que no son 10 cuentas bancarias sino 20 las que congeló la Unidad de Inteligencia Financiera con 27 millones en total; ¿dónde están los cientos de millones que argumenta?

 

+ “López Obrador conduce a México hacia una dictadura”, apunta en exclusiva a Foro21 el dirigente nacional de Antorcha Campesina, Aquiles Córdova

+ Ni Echeverría, López Portillo, De la Madrid, Carlos Salinas, Zedillo, Fox, Calderón o Peña me dieron un solo peso; jamás tuve reuniones secretas con ninguno de ellos

Por Gerardo Pérez García

Tecomatlán, Pue.- El gobernador Miguel Barbosa está en abierta campaña contra Antorcha Campesina “a quien busca linchar y crucificar sin prueba alguna, sin ningún sustento”, solo repite lo que le ordenan decir de México”, apunta Aquiles Córdova Morán.
Antes de “condenar con temerarias acusaciones”, el mandatario debería tomarse la molestia de indagar y verificar si es cierto el enriquecimiento de los dirigentes antorchistas.
Porque señalar –y acusar- que Juan Manuel Celis y Soraya Córdova poseen cuentas bancarias con cientos de millones de pesos “es una soberana…”. Y ahí dejó los puntos suspensivos.
Tal parece que en Puebla se viven los tiempos de la “Santa Inquisición”: “caías en sus manos, entrabas a su tribunal… ya no salías vivo”.
¡Cuidado!…
“Porque esas decisiones son de una dictadura”.
El dirigente nacional de Antorcha Campesina recibe en su casa de Tecomatlán, corazón de la Mixteca y cuna del antorchismo, a Foro 21, quien únicamente pide al reportero no sacar de contexto o tergiversar sus declaraciones.
¿Qué se rompió en la relación Barbosa-Antorcha?, se le inquiere.
Eso quisiéramos saber los antorchistas: ¿qué le hicimos al gobernador?… “absolutamente nada”.
O bien, ¿cuántos recursos ha entregado a Antorcha, o a sus dirigente Juan Manuel Celis y Soraya Córdova?… “ni un solo peso ha dado, mucho menos se le ha pedido”.
Recuerda que el pasado 23 de abril, Santiago Nieto –director de la UIF- presentó una denuncia ante la Fiscalía General de la República contra líderes de Antorcha Campesina y de inmediato lo repitió Barbosa.
Agregándole que “somos ladrones y corruptos”, por lo que deberá demostrarlo y de no hacerlo tendrá que retractarse públicamente.
En días pasados de gira en Querétaro le preguntaron a López Obrador sobre la investigación a Antorcha Campesina; respondió que instruiría al titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, para que sin violar el debido proceso, informara sobre el avance de las pesquisas.
Pregunto, ¿sin violar el debido proceso?, cuando está una condena mediática exhibiendo un falso enriquecimiento de Antorcha.
Misma canción que repite el gobernador Barbosa a su estilo: “líderes de Antorcha en Puebla en 10 años han recibido 900 millones de pesos, que hay transferencias bancarias por 170 millones”.
Y es cuando pregunto –y le pregunto a Barbosa-: ¿quién dio ese dinero… dónde está… a nombre de quién hicieron los depósitos?
Porque Juan Celis no los tiene, ni Soraya Córdova, tampoco Brasil Acosta, mucho menos yo, ataja Aquiles Córdova al tiempo de advertir:
“Nadie, absolutamente nadie, nos va a doblar ni callar”, sobre todo cuando sin sustento ni pruebas se nos acusa falsamente.
Pronto más de dos millones de antorchistas saldrán en defensa de su organización y en los tribunales nos defenderemos.


AMLO Y BARBOSA LE DEBEN UNA EXPLICACIÓN A PUEBLA SOBRE LA MUERTE DE MARTHA ÉRIKA Y RAFAEL

-¿Fue atentado la muerte de la gobernadora Martha Érika Alonso y de su esposo, el Senador Rafael Moreno Valle?
El líder antorchista se recarga en la silla. Extiende de nueva cuenta ambos brazos. Y responde con otra pregunta:
“Esa pregunta la deben responder López Obrador y Miguel Barbosa”.
Lo que sí es un hecho: “ambos tienen una deuda con Puebla y los poblanos…” informar qué pasó en ese accidente de la caída del helicóptero; deben dar una explicación creíble para borrar lo del atentado, porque hasta hoy nada han presentado de manera convincente.
“Y Puebla tiene el derecho de saber qué pasó ese 24 de diciembre de 2018”. Yo no tengo elementos para especular.
“Y la lengua no tiene hueso; como sí la tiene Barbosa” que nos está linchando sin prueba alguna, que solo repite lo que le ordena México.
¿Qué hacía la Santa Inquisición?… caías en sus manos y no salías vivo de su tribunal inquisitorio.

NADA TENGO QUE OCULTAR NI ESCONDER; “MIS MANOS ESTÁN LIMPIAS”

“No tengo nada que esconder ni ocultar, muchos menos cuentas bancarias con millones y millones de pesos”; tampoco poseo ranchos, edificios, residencias en México o el extranjero. Tengo y tendré la frente en alto, como mixteco bien nacido, afirma Córdova Morán.
“Reta al Presidente de México” López Obrador, a Santiago Nieto y al gobernador Barbosa… “que demuestren con documentos reales” –no inventados o creados exprofeso- que los dirigentes de Antorcha se han enriquecido con dinero y prebendas otorgadas por el gobierno federal o estatal.
Con el dedo índice extendido exclama: “nunca recibí un solo peso de los ex Presidentes Luis Echeverría, López Portillo, Miguel de la Madrid, Carlos Salinas, Vicente Fox, Felipe Calderón o Peña Nieto”.
“Ninguno de ellos me lo ofreció. Mucho menos lo pedí”.
“Y emplaza a Salinas, Zedillo, Fox, Calderón y Peña… a que lo refuten y desmientan públicamente”.
-¿Por qué López Obrador señala –y acusa- que dirigentes de Antorcha se enriquecieron con dinero y obras que recibían de anteriores gobiernos?, se le inquiere.
Mire usted –le dice alreportero-, “nada tengo de qué avergonzarme o esconder”.

“No tengo nada a mi nombre… porque nada tengo”. He estado, estoy y estaré abierto al escrutinio público, pero sobre todo de la militancia antorchista, que aglutina a más de dos millones antorchistas. Ellas y ellos conocen al cien por ciento quién es Aquiles Córdova. Y a ellos me debo.
-Entonces, ¿qué le hizo Antorcha Campesina a López Obrador?
Desde que era Jefe de Gobierno del Distrito Federal –y lo digo porque conozco su biografía y caminar-, “cree que Antorcha Campesina le ponía el pie”; y no hay nada más absurdo que eso.
Y cuando pierde por primera vez la contienda presidencial, en 2006, arrecía sus ataques al decir que Antorcha defiende a los pobres, cuando únicamente “quiere dinero, su mochada y piquete de ojos”. “Su inquina –la inquina de Andrés Manuel- viene desde ese tiempo”.


ANTORCHA NO HA SIDO NI ES ENEMIGO DEL PRESIDENTE

La temperatura ronda los 35 grados centígrados en el corazón de la Mixteca poblana, cuna de Antorcha Campesina, que hasta principio de los 80 era un pueblo fantasmal, sin agua, drenaje, luz, pavimento, mucho menos desarrollo; olvidado por años de los gobiernos y condenado al ostracismo, a permanecer analfabeta y cuyo único futuro era emigrar de mojado a los Estados Unidos, de peón o albañil en México.
A 46 años de fundada la organización antorchista, hoy Tecomatlán es su orgullo y carta de presentación a nivel nacional e internacional: pujante, con educación de preescolar hasta superior, con hospital, centros deportivos y culturales, y sede nacional de la Espartaqueada.
Quien esto escribe lo constató en los 80 cuando el director de El Sol de Puebla, don Alfonso Neri Castaneira, me envió –válido cita en primera persona- a Tecomatlán para entrevistar al dirigente Aquiles Córdova y era un pueblo “muerto en vida”, polvoriento, sin desarrollo y cero posibilidades de crecer.
Retorné 29 años después –en 2009- con don Sergio Reguero para entrevistar por segunda vez, ahora para el diario Puebla sin Fronteras, al ya famoso líder antorchista. Y vaya sorpresa encontrar un “oasis en medio del desierto”, pueblo pujante, en pleno desarrollo y una población con estudios y formación profesional.
Y en este 2020, por tercera ocasión, Aquiles Córdova Morán recibe ahora a Foro 21 en su hogar.
Con la debida “sana distancia” y sin acotamiento alguno en las preguntas, o no se cuestiona sobre este o aquel tema, por parte del vocero y titular de Comunicación Social de Antorcha Campesina, Homero Aguirre Enríquez, como del jefe de Prensa Miguel Ángel Cacique, ni del vocero estatal Aquiles Montaño; por el contrario, un abierto dirigente que respondió todos los cuestionamientos durante más de dos horas de la entrevista-diálogo-charla.
De buen ánimo, relajado, de mirar directo, espeta: “ni Aquiles Córdova ni Antorcha Campesina son enemigos del Presidente de México, tampoco somos enemigos del cambio”, que quede claro, muy claro.
El país por décadas ha padecido injusticias por la brutal desigualdad en la repartición de la riqueza que ha generado, y seguirá generando, una lacerante pobreza. Y es donde chocan las visiones de López Obrador y Antorcha Campesina.
López Obrador sostiene que combatiendo la corrupción la nación saldrá adelante y que los males de México son por el neoliberalismo.
Y Antorcha sostiene que el fondo y raíz del problema es la injusta distribución de la riqueza, y es lo que se debe y tiene que combatir, puesto que el neoliberalismo lo implantaron en todo el mundo Reagan, Presidente de Estados Unidos y Margaret Teacher, de Gran Bretaña.
De hablar apasionado, algunas veces vehemente, y con juegos de manos constante, Córdova Morán clarifica: el neoliberalismo no se implementó por decisión del Presidente de México… lo impuso Estados Unidos.
Machaca, el tiempo dirá lo equivocado del enfoque de López Obrador.
Amén de reiterar, “Antorcha Campesina no busca, mucho menos pretende, la caída del Mandatario Nacional”.

NO NOS CALLARÁN, MENOS DESTRUIRÁN
Con su clásica guayabera e inseparables lentes, el líder que construyó con cimientos sólidos la estructura, caminar y transitar antorchista en 1974, expandida 46 años después en todo el territorio nacional, recuerda que en su gira de agradecimiento después de haber ganado la Presidencia, López Obrador en Sonora –creo que ahí fue- retomó los ataques contra Antorcha al acusar que los recursos de la federación eran utilizados para enriquecimiento de sus dirigentes y dio inicio el linchamiento mediático hacia nuestra organización.
Suelta: “totalmente falso. No es cierto. Es una vil mentira”.
Lo que lleva a preguntar: ¿Están engañando a López Obrador?
¿O no encuentra otra arma para abrir fuego contra Antorcha Campesina?
Porque los programas de Progresa, Prospera, 60 y Más, vienen desde Carlos Salinas y de manera más relevante con Peña Nieto.
Se le pidieron pruebas y guardó silencio.
No hace pausa alguna. Le ofrece su vocero una botella con agua y le dice que no.
Antorcha no era la encargada de repartir esos recursos. Venía gente de Sedesol y antes de entregar los recursos pedían a los beneficiarios su credencial de Elector, checaban nombres y direcciones.
Entonces, ¿cómo Antorcha robaba ese dinero?
Y arreciaron ataques y difamaciones de Antorcha corrupta, que vivía del dinero oficial.
Encapsulado en su cerrazón y sin escuchar a nadie de su equipo y gabinete, López Obrador quitó esos programas sociales y cerró las puertas a toda gestión ante el Congreso de la Unión y en Hacienda.
Vuelve a señalar con el índice de su mano derecha: “afirmar no es probar; tiene que probarlo”.
Tecomatlán es el ejemplo vivo de cómo utiliza, maneja e invierte los recursos Antorcha Campesina, lo mismo que en los municipios que son gobernados por alcaldes emanados de nuestra organización.
Además, muchas obras son realizadas con recursos propios, o sea de Antorcha, no del gobierno.
Sin temor a equivocarme, sin soberbia ni fantochería, le digo a quienes están atentando contra Antorcha Campesina… “no nos van a liquidar, ni destruir, ni nos callarán”.
Antorcha está enterita, viva y actuante, reitera.

LE FALLÓ PRIMER DISPARO CONTRA ANTORCHA A LÓPEZ OBRADOR

Lo digo fuerte y claro –sostiene el luchador social-, “le falló el primer disparo a López Obrador en su afán de ahorcar y estrangular a Antorcha Campesina, a través de atacar la estructura financiera de nuestra organización”.
Cómo se atreve decir la Unidad de Inteligencia Financiera que congeló 10 cuentas bancarias con cientos de millones de pesos a dirigentes antorchistas, y que el dinero proviene de negocios ilícitos.
¡Por favor!… exclama.
Y no son 10, son 20 las cuentas bancarias que congeló la UIF, de Santiago Nieto.
Tampoco contienen cientos de millones, pues en total suman 27 millones de pesos.
Y no pertenecen al Diputado Federal, Brasil Acosta, ni al dirigente de Puebla Juan Manuel Celis, ni a Soraya Córdova.
Es dinero de la organización que decidió poner las cuentas bancarias a sus nombres; así de sencillo, no hay más.
En los tribunales de justicia nos defenderemos. Ahí se demostrará el origen lícito del dinero. Recalco… lícito, producto de los negocios que maneja Antorcha, como son restaurantes, hoteles, gasera y gasolineras.
Aquiles Córdova echado hacia adelante. No se amilana. Muchos menos se achica. Por el contrario, su transitar por 46 años en la política social le da una coraza y fortaleza para esta y más batallas que se avecinan.
De ahí que le falló el “primer disparo a López Obrador contra Antorcha”, pues nosotros no dependemos, ni dependeremos de los recursos federales; tenemos autonomía e independencia financiera.
“Y a mí nada me han congelado, porque en mi vida he tenido una cuenta bancaria”.
Es más, “no tengo dinero”.
-¿No tiene dinero?, espeta el reportero.
… “No, no tengo dinero. A mí no me paga un peso la organización; nunca me ha dado un sueldo”. Me da en especie lo que requiero para vivir”.
Punto. No más. No menos.
-¿Qué van hacer, cómo se defenderán ante oleaje obradorista?
Sonríe. Se acomoda los lentes. Levanta la vista. Y suelta.
Primero, “no ser ingenuos”. Tampoco decir: “el que nada debe, nada teme”.
Segundo, “no caeré en su juego”, porque el gobierno está violando el debido proceso, además creando leyes de represión, inconstitucionales; un “verdadero garrote para aplicar la ley a su antojo con el respaldo del aparato gubernamental”.
Más debe recordar que el Estado de Derecho Mexicano no se creó ayer, ni anteayer.
Demostraremos ante los tribunales que los recursos de Antorcha Campesina son lícitos, sí lícitos, no mal habidos ni que el gobierno los otorgó. Daremos la cara y nos defenderemos por la vía legal para demostrar que tenemos la razón, sólo pedimos un juicio justo “y no torcido”.

RELACIÓN DE AQUILES CÓRDOVA DE ECHEVERRÍA A PEÑA NIETO

Transcurre más de una hora de la entrevista con el líder antorchista. Su director de Comunicación mira el reloj una y otra vez, clara señal de darla por terminada, pero el diálogo continúa y se extiende.
-¿Cómo fue la relación de Aquiles Córdova con los Presidentes de México, de Luis Echeverría a Peña Nieto?
Mire –con su dedo señala al reportero-, tuve varias pláticas y entrevistas con Luis Echeverría Álvarez, pero no como dirigente de Antorcha Campesina. Yo era profesor de Chapingo y encabeza el movimiento para lograr que la Escuela Nacional de Agricultura fuera reconocida como Universidad.
Se dio fuerte disputa con los representantes del Colegio de Posgraduados sobre el modelo de universidad que se requería, ellos apostaban por el modelo norteamericano y nosotros por el sistema mexicano.
En Estados Unidos no había, ni hay ejido, campesinos rurales o pequeños propietarios. Y el “árbitro” era Luis Echeverría.
Al final se impuso que fuera el plan mexicano –el nuestro- y se aprueba creación de la Universidad Autónoma de Chapingo. Más “la liebre saltó” con el Secretario de Agricultura, Óscar Brawuer Herrera, al darle rectoría a maestros del Colegio de Posgraduados y no a los egresados chapingueros; lo que una vez más queda demostrado: “Si quieres que un proyecto fracase… dáselo al enemigo”.
Con –José- López Portillo “nunca hablé. No lo conocí.
Tampoco sostuve plática alguna o reunión con –Miguel- De la Madrid.
Con Carlos Salinas de Gortari hubo varios encuentros cuando era candidato a la Presidencia de México, pues se le solicitó el reconocimiento de Antorcha Campesina.
Nos recibió en el Mesón del Ángel –en Puebla-. Estaba presente –Luis- Donaldo Colosio. Se apartaron de la mesa, hablaron a solas.
Regresó a la mesa Carlos Salinas y nos dijo: “No se puede, no hay una figura legal”. Más existe una solución, inscríbanse como agrupación del sector agrario, del campesino.
Y así es como “Antorcha Campesina ingresa al PRI”.
E inicia la campaña en contra nuestra: “Grupo clandestino… guerrillero… brazo armado… grupo de choque… nace “extraña República en Tecomatlán”.
Advierte, “sé de dónde venían los ataques, no es el momento de decirlo, ya lo habrá”.
Si llegamos al PRI fue por un refugio legal y nos convertimos en el “hermano menor de la CNC”.
Aclara, “Carlos Salinas nunca me recibió de manera personal, tampoco en Los Pinos”.
-¿Raúl Salinas, el “padrino” de Antorcha Campesina y de Aquiles Córdova?
Mira al reportero. Por enésima vez extiende el brazo derecho. Y con el índice apunta:
… ¡Falso!
“Vil mentira que repetida un millón de veces, la gente termina por creerlo”.
Los hechos son contundentes, Antorcha nace en 1974 y Carlos Salinas llega a la Presidencia de México en 1988. El antorchismo llevaba 14 años de formado. Así o más claro, comenta con un dejo de ironía.
También debo decir, Raúl Salinas vino a Tecomotlán a inaugurar unos almacenes cuando era director de CONASUPO.
Fue atento, gentil y respetuoso. Pero jamás volví hablar con Raúl Salinas.
Los recuerdos parecen agolparse en la mente del ingeniero Aquiles Córdova. No se le va detalle alguno. Y cuando parece salirse de la pregunta, la retoma.
Participamos en varios actos de campaña con Ernesto Zedillo y jamás mandó un recado de agradecimiento. No lo volví a ver.
Nada, absolutamente nada, que ver con Vicente Fox.
También cero relación o encuentro con Felipe Calderón. Al contrario, cada plantón que veía decía se parece a los de Antorcha o es de Antorcha.
–Enrique- Peña Nieto, era mandatario del Estado de México, lo invitamos al 40 aniversario de Antorcha Campesina en el estadio Azteca, donde también acudió la gobernadora de Zacatecas, la perredista Amalia García.
Para variar, etiquetaron el acto como el “destape de Peña Nieto a la Presidencia”, señalamiento falso.
“Peña Nieto jamás me recibió en Los Pinos. Ni nos buscó, ni lo buscamos”.
-¿También relación con Peña es un mito, como el padrinazgo de Raúl Salinas?
A bote pronto responde: Claro que sí. Son historias y mitos que la prensa da como hecho.
Por lo anterior, Aquiles Córdova no duda al ratificar sobre su relación con los ex mandatarios nacionales: “ningún ex Presidente de México me ha dado un solo peso para la organización Antorcha Campesino; ninguno de ellos puede decir que le dieron esto o aquello a Aquiles Córdova”.
Por ello, López Obrador no puede –ni podrá- probar que Aquiles Córdova era recibido en Los Pinos por el Presidente en turno.

RELACIÓN DE JIMÉNEZ MORALES A GALI FAYAD… ¿CÓMO FUE?

Homero Aguirre insiste con discreción mirar y volver a mirar su reloj. La entrevista está por arribar a su segunda hora. Pero su líder continúa respondiendo los cuestionamientos de Foro 21 sin dar muestras de darla por concluida.
Vea, los gobiernos del PRI en Puebla nos dieron un trato institucional, no de cercanía ni amistosos. Que conste, no somos malagradecidos, pero esa es la verdad.
Con Guillermo Jiménez Morales fue buen trato, directo. De diálogo pausado y reflexivo. No había persecución o linchamiento.
Con Mariano Piña Olaya se tuvo buena relación. Varias veces visitó Tecomatlán para inaugurar las obras que su gobierno dio. Por cierto, le gustaba comer aquí, con mi madre –Margarita Morán-, sus guisos no se los perdía, el mole, adobo de puerco, guaxmole o huevos al albañil.
Con Melquíades Morales Flores fue de respeto y accesible.
Duro, muy duro con Mario Marín Torres. Cargaba mucho a su grupo marinista. Con él se dio el plantón más largo, fueron ocho meses frente a Casa Aguayo. Y vea cómo terminó la administración de Marín, terriblemente mal.
Sí hablé varias veces con Rafael Moreno Valle durante la época electoral. Nada tengo que esconder. Ni buscar “chichis a las culebras”. Atendió demandas de nuestra gente. Jamás bajo un marco de negociaciones ocultas o vergonzosas.
Pese a ello, entró duro el gobierno Moreno Valle.
Las ocasiones que vino a Tecomatlán no permitía que estuvieran antorchistas en los actos.
Con –José Antonio- Gali Fayad y –Guillermo- Pacheco Pulido nada se puede decir. Fueron periodos muy cortos sus gestiones.

Para concluir, se le inquiere: ¿López Obrador buscará la reelección?
No puedo afirmarlo, tampoco negarlo, si López Obrador pretenda reelegirse en 2024.
“Lo que sí veo es que el Presidente de México está conduciendo al País hacia una dictadura. Y para ello requiere tener en sus manos el manejo absoluto del poder para instaurar su 4-T”.
Concluye:
“Reto a López Obrador, a Santiago Nieto y a Miguel Barbosa que demuestren que Aquiles Córdova, o algún dirigente antorchista, se ha enriquecido a costa del dinero del gobierno federal”.
“Nada, absolutamente nada, tengo que ocultar ni de qué avergonzarme. Tengo las manos limpias”.
Ahí queda plasmada la verdad del hombre que dirige Antorcha Campesina desde hace 47 años.
Verdad o mentira. Mentira o verdad.
Solo es cuestión de esperar y darle tiempo al tiempo.

Comentarios

Comentario

Sobre Lijbuw