Home / Foro de Expresión / Un Morales Flores quiere incrustarse en el Gobierno de Luis Miguel Barbosa

Un Morales Flores quiere incrustarse en el Gobierno de Luis Miguel Barbosa

El Doctor Roberto Morales con gran desprestigio y larga cola aspira a ser Secretario de Salud en el próximo gobierno de Puebla .
En Puebla, una de las familias que más ha practicado el nepotismo es la de los Morales Flores, quienes han tenido como principal actor al ex gobernador del estado, Melquiades Morales, sin embargo, con la nueva administración morenista, un miembro de esta familia podría regresar a ocupar un cargo público, pese a los actos de corrupción que evidenció años atrás.
Hablamos de Roberto Morales Flores, quien, ha estado presente en el ámbito de la salud y la política durante la última administración, en espera de su ascenso y, con ello, el retorno de la familia que se benefició durante años a costa de los poblanos.
Y es que desde los pasillos de la Dirección de Atención de la Salud , donde actualmente presta sus servicios, ha presumido de su nombramiento como titular de la Secretaría de Salud en la administración entrante, pese al mal sabor de boca que dejó durante su pelea por la dependencia al inicio de la administración marinista.
Roberto Morales Flores es médico de profesión y ha sido delegado del IMSS en varios estados, mientras que en Puebla fue nombrado al frente de la Secretaria de Salud, pese a su descontento con el ex gobernador priista.
En 2008 se evidenció de múltiples maneras la negligencia y la corrupción que sufría la secretaría, mientras Morales Flores sólo se preocupaba por mantener el control administrativo.
En agosto de ese año, cerca de 200 trabajadores del Hospital General realizaron un paro laboral para denunciar que las diferencias entre el titular y Ricardo Villa Issa estaban causando estragos, como en el desabasto de medicamentos y malos manejos presupuestales.
Durante ese escándalo, la administración de Roberto Morales reconoció la falta de insumos, así como el material obsoleto que se tenía en el hospital, pero echó la bolita al área de operaciones en infraestructura de la Secretaría de Salud.

Corrupción, de la mano de Roberto Morales

En ese mismo mes, Morales había dado a conocer irregularidades y anomalías relacionadas con el manejo de los recursos públicos, como una presión al gobierno marinista y su pelea por la dependencia, también buscando alejarse de la responsabilidad del problema.
Pero en la columna La Corte de los Milagros, de Rodolfo Ruiz, se reveló que eran tres los proveedores que lograron hacerse de contratos millonarios por la venta y renta de equipo médico, hospitalario y de oficina, con contratos y pólizas de servicios de mantenimiento y con suministro de todo tipo de bienes a la Secretaría de Salud, estos eran Rafael Zabalza Veraza, Genaro Castillo Gómez y Dionisio Rodríguez.
Este último, compadre de Roberto Morales y quien operaba contratos mediante dos compañías D R Sagitario y Comercializadora Sevilla, mientras que junto con Genaro Castillo operaban a más de diez empresas como proveedoras de la Secretaría de Salud. Los personajes relacionados con el ex titular se llevaban cerca de 50 millones de pesos por año.
Mientras que, desde los quirófanos, pacientes, doctores y cirujanos relataban la efectividad de la dependencia. El Hospital General de Huauchinango tenía hoyos en varias partes del inmueble.
El Hospital General de Cholula contaba con camas soportadas en ladrillos, porque ya no quedaba presupuesto para reparar los espacios donde eran atendidos los pacientes.
Aunado a esto, la Secretaría de Salud había dejado caducar medicamentos por un valor superior a los 10 millones de pesos, así como material de curación, lo que había desatado un conflicto entre proveedores y autoridades.

Con Morena, en vía de la Secretaría de Salud
Desde inicios del año y con el anuncio de una elección extraordinaria, varios personajes de la política poblana salieron nuevamente a la luz como el ex gobernador Mario Marín Torres o Melquiades Morales Flores, dando su apoyo a alguno de los candidatos, pero quien comenzaba a guiñar el ojo hacia un candidato de izquierda fue Roberto Morales.
En mayo pasado, durante actos de campaña, trabajadores del Sector Salud decidieron brindar su apoyo al entonces candidato Luis Miguel Barbosa Huerta. Mario Peralta es actualmente el director de Equidad y Género de la Secretaría de Salud en el estado de Puebla y quien fijó una alianza con Roberto Morales Flores, quien ocupa el cargo de director de Atención a la Salud de la SSA para atraer simpatizantes a la campaña del morenista.
Este puesto le fue otorgado con el gobierno interino de Guillermo Pacheco Pulido y del cual ha abusado, e incluso ha mantenido reuniones con distintos proveedores para anexarlos a su lista, una vez entre en funciones con el nuevo gobierno.
Todo parece indicar que el porvenir de la Secretaría de Salud no estará alineado al plan de Andrés Manuel López Obrador y su 4T, pues la corrupción y la deficiencia de atención han sido el sello de Roberto Morales Flores.

Redacción

Comentarios

comentario

Sobre Lijbuw