Home / Cultura / “Los Paquitos”, los robots que promueven las lenguas indígenas en Puebla

“Los Paquitos”, los robots que promueven las lenguas indígenas en Puebla

En el marco del Año Internacional de las Lenguas Indígenas, investigadores, científicos y lingüistas, siguen haciendo aportaciones para el rescate, preservación y difusión de estas con el fin de evitar su extinción; tal es el caso del proyecto de los “Los Paquitos”, dos muñecos robots realizados en Puebla que promueven el aprendizaje de las lenguas, entre ellas el náhuatl, purépecha, totonaco y wixarika (huichol).

Los Paquitos -que representan a una niña y un niño- reflejan la cultura tradicional mexicana por el estilo y materiales con los que están hechos: tela y estambre. Entre sus vestimentas, destacan sus huipiles, su ropa de manta, su jorongo y un morralito, mismos que fueron bordados a mano por artesanas.

Al interior de ellos y detrás de sus rostros pintados a mano, se esconden una serie de circuitos, cables y sensores que permiten la interacción en las diferentes lenguas.

Aurelio López López, investigador titular del INAOE con especialidad en el tratamiento y procesamiento del lenguaje natural, detalló que «Los Paquitos» –proyecto en el que colaboró junto a la doctora Angélica Muños Meléndez – explicó que ambos personajes cuentan con algunos pares de ropa los cuales se pueden cambiar dependiendo la lengua en la que se quiere interactuar.

El investigador comparte que este proyecto, que se logró mediante la alianza del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (Ciesas) y el Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (Inaoe), empezó alrededor del año 2000 y vieron concretado el esfuerzo en el 2017; sin embargo, a dos años del lanzamiento de estos juguetes didácticos, el interés por respetar y preservar las características culturales de las regiones, sigue vigente.

Detalla que estos robots cuentan con dos modalidades de uso: la básica y la avanzada. La primera permite conocer las partes del cuerpo. En cuanto el niño presiona alguna área, como el ojo, la cabeza, el pie o la mano, el Paquito o la Paquita, pronuncia el nombre de esa parte en la lengua en la que se está trabajando.

Cuando el usuario ya conoce la pronunciación, pasa a la modalidad avanzada, es decir, el robot -de manera aleatoria- elige una zona del cuerpo para que ahora el niño detecte la parte que se ha mencionado; si lo hace correctamente recibirá un estímulo positivo, y si hay alguna equivocación sonará una chichara.

Mediante estos aportes tecnológicos y lingüísticos, se pretende mantener vivas las lenguas y la cultura de las regiones, debido a que las nuevas generaciones de hablantes nativos, paulatinamente se han convertido en hablantes pasivos.

«Queremos que los niños de las comunidades indígenas vean juguetes con la vestimenta de sus localidades, que vean juguetes con su color de piel, que se vean reflejados para que sepan que su lengua es igual de importante que todas las demás».

A la par de estos proyectos, los investigadores también crearon una lotería inteligente para aprender el nombre de algunos animales de la región en diferentes lenguas y también El Gusanito, juguete que enseña a hablar ñañu.

 

Comentarios

comentario

Sobre Lijbuw