Home / Foro de Expresión / Pacheco Pulido Gobernador

Pacheco Pulido Gobernador

Intentar definir al Maestro Guillermo Pacheco Pulido con una sola palabra es una tarea por demás difícil.

Jurista, académico, políglota, politólogo, escritor, son algunos de los tantos rasgos que lo caracterizan.

Empero, la mejor descripción es, sin lugar a dudas, su grandeza.

Grandeza en el sentido humano más sublime.

Pacheco Pulido siempre actúa así, a lo grande.

Cómo olvidar sus informes anuales cuando era Presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado, si los mismos eran no sólo espectaculares, sino apoteósicos.

Recuerdo en particular alguna vez cuando organizó su informe de labores como Titular de la Judicatura Poblana en la  explanada de  la recientemente estrenada Ciudad judicial.

Diputados y Senadores de todas las fuerzas políticas estuvieron ahí.

Los representantes de las diferentes Iglesias de igual manera.

Funcionarios federales de todos colores y sabores.

Todos.

Tirios y troyanos.

Romanos y cristianos.

Masones y miembros del Opus Dei, también.

Y todos atraídos por la fuerza gravitatoria de ese personaje.

De igual forma llega a mi memoria cómo en ese escenario la marcha imperial de Star Wars se escuchó en el sonido ambiental justo cuando a ese recinto entró Pacheco Pulido acompañado de Melquiades Morales Flores, quien en ese entonces fungía como Gobernador Constitucional del Estado.

Un moderno Darth Vader, sin lugar a dudas, quien en lugar de sable laser porta un libro de Derecho Constitucional en la mano.

¿Qué le aprendí a Pacheco Pulido?

Muchas cosas.

Aparte de un gran bagaje de cultura jurídica me enseñó una infinidad de lecciones aplicables en el tráfago cotidiano.

Verbi gratia, sentarse estratégicamente en la cabecera de alguna mesa que dé directamente a la entrada del Restaurante de que se trate con el fin de tener un absoluto dominio del lugar.

Pagar las cuentas de ciertos comensales que uno se llegue a encontrar en algún restaurante como muestra de cortesía política y de caballerosidad.

Escudriñar a la gente y conocer sus debilidades.

Deseos de poder, de dinero, de reconocimiento, de sexo, o por el contrario, culpa religiosa o amor genuino por la familia, son tan sólo algunos ejemplos.

Guillermo Pacheco Pulido es un gran conocedor de la especie humana y con una sola ojeada sabe de qué pie cojea cada uno de nosotros.

Al final de cuentas la vida es justa.

De forma tal que el Gran Arquitecto del Universo en su infinita sabiduría pone a su debido  tiempo a cada quien en su lugar.

Y a Pacheco Pulido la historia lo ha redimido al haberle dado al final de su carrera política la oportunidad de ser Gobernador de su amado Estado de Puebla aunque sea por un interinato de cinco meses.

Con su talante conciliador de seguro apaciguará las aguas enardecidas por las que navega nuestra Entidad.

Con su experiencia y temple enfrentará con valor la grave crisis de inseguridad por la que atraviesa Puebla.

Con su madurez política tratará respetuosa e igualitariamente a los 217 alcaldes del Estado de Puebla sin importar su ideología.

Respetará –como el gran conocedor del Derecho que es- el principio constitucional de división de Poderes.

Así el Poder Legislativo y su añorado Poder Judicial serán por fin verdaderamente autónomos e independientes.

Habrá finanzas públicas sanas y mantendrá una buena relación con el Gobierno Federal.

Y lo más importante, que organizará las próximas elecciones extraordinarias de una manera transparente e imparcial sin sesgo partidista alguno.

¡Felicidades Maestro Pacheco Pulido!

¡Felicidades Puebla!

Los poblanos nos debemos de sentir orgullosos de tener un gran gobernador.

 

 

Comentarios

comentario

Sobre Lijbuw