Home / Foro de Expresión / Darío Carmona saqueó la SEP

Darío Carmona saqueó la SEP

+ Durante 20 años ocupó la Dirección
de Bachilleratos, Director Académico,
Secretario de Educación y Asesor
+ Venta de 8 mil hora/clase en bachilleratos
y de dos paquetes de libros a más de 250 mil
alumnos de ese nivel
+ Venta de RVOE a universidades privadas
para impartir licenciaturas, maestrías y
doctorados
+ López Zavala logró que Mario Marín lo
nombrara titular de la SEP y Darío Carmona
los traicionó para irse con Moreno Valle
+ Por Luis Maldonado entró al equipo de
Esteban Moctezuma, desde donde gestó
dar “golpe de estado” a Melitón Morales
+ El gobernador Barbosa intervino con el
Secretario de Estado para que cesara a
Carmona García en cargo de “enlace federal”
+ ¿Cuándo la Contraloría y SAT indagarán
bienes y cuentas públicas del ex funcionario?
que se hizo millonario al amparo del poder

Por Gerardo Pérez García
(Primera parte)

La historia de corrupción y traiciones del hasta ayer poderoso “tótem” de la educación en Puebla… Darío Carmona García llegó a su fin después de más de 20 años de decidir, ordenar y ejercer un control absoluto en otorgamiento de plazas, RVOE, edición de libros, equipamientos escolares, manejo de nómina y presupuesto.
Darío era intocable.
Era “Dios en el Poder de la Educación”.
Nunca imaginó el oriundo de Oriental llegar amasar riqueza, poder, mujeres, viajes, casas, sobre todo cuando se proviene de una cuna humilde y carente de casi todo.
Como tampoco pensó que su caída iba ser brutal y exhibido como uno de los titulares de Educación más corruptos que ha tenido Puebla –y el país en general-
Su soberbia y auto-suficiencia lo perdieron.
Aunado a su ambición por el poder.
Y el dinero.
-Trasciende- que logró amasar una fortuna de… ¡5 mil millones de pesos!, durante los 20 años que ocupó cargos de primer nivel en la SEP y, desde luego, la titularidad de Educación.
Amén de ser el “tótem”  del sector educativo durante los gobierno de Melquíades Morales Flores, Mario Marín Torres, Rafael Moreno Valle Rosas y José Antonio Gali Fayad.
E iba por repetir al frente de la Secretaría de Educación en la actual gestión de Luis Miguel Barbosa.
Solo que su juego perverso en contra del Secretario de Educación en la entidad, Melitón Lozano… fue descubierto.
Y su padrino Esteban Moctezuma Barragán no pudo salvarlo.
Y Darío cayó del pedestal que ocupó durante 20 años.
Si había ganado la confianza de los gobernadores Melquíades Morales, Mario Marín, Rafael Moreno Valle y José Antonio Gali, ¿cómo no iba “a doblar” a Miguel Barbosa Huerta?
Sobre todo cuando su “trébol” lo continuaba acompañando –después de 20 años- ahora con Esteban Moctezuma Barragán, Secretario de Educación Federal.
Más su desmedida ambición por el poder… lo perdió y terminó exhibido y condenado al ostracismo.

EN LA LISTA NEGRA DE LA NORMAL

Desde su época de estudiante en el Instituto Normal del Estado –BINE- Darío Carmona mostró su gusto por el alcohol, la vida alegre y afición por la rondalla, y el poco respeto hacia los maestros normalistas.
Tan fue así, que el entonces director del BINE, José Luis Velázquez Báez, lo suspende a punto de terminar la carrera.
Después de súplicas, lágrimas y promesas, le permiten hacer exámenes finales. Incluso, Osmaya Velázquez es quien se encarga de realizar el examen y  tesina.
Pero…
Quedó vetado para obtener su plaza de docente.
Gustavo Santín Nieto, entonces director del CONALEP, le abre un espacio para que imparta “clases de guitarra”.
Posteriormente, su amiga Rocío Moreno Viveros sale en su apoyo e intercede ante el titular de Educación –gobierno de Manuel Bartlett- Juan Antonio Badillo Torres para que le otorgue una plaza a Carmona García.

LA MANO DE JUAN ANTONIO BADILLO

Coordinador Administrativo CORDE de Libres… Así es como logra ingresar a la Secretaría de Educación Pública y obtiene su “primer nombramiento” de Coordinador Administrativo de la CORDE de Libre, cuyo titular era Guillermo Barrera. Y quien al paso de los años pasó a convertirse en uno de sus hombres de mayor confianza.
Badillo Torre lo asciende a director de la CORDE en Acatlán de Osorio.
Después lo traslada a Cholula. Finalmente a la CORDE Poniente de Puebla.

EL “VO.BO” DE JESÚS MORALES

Arriba el sexenio de Melquíades Morales Flores y con ello “la estrella” de Darío Carmona arranca un nuevo destino, pues Jesús Morales –hermano del mandatario- lo lleva e instala en la Dirección de Bachilleratos Generales.
Y se abre la “Puerta de Alcalá”… de los negocios millonarios.
-Porque- resulta que llega el boom de los bachilleratos en todo el país, al tenerse cubierta al cien por ciento la educación preescolar, primaria y secundaria.
Con ello, la SEP Federal otorga a Puebla 8 mil horas/clase.
Maestros consultados –y que pidieron omitir sus nombres- apuntaron que García Carmona las comercializó 10 mil pesos por hora en la capital y 3 mil pesos al interior del Estado.
Negocio que le representó una “bolsa extraordinaria” de 240 millones de pesos por la venta de las 8 mil horas, cuando éstas son gratuitas y el docente no tiene por qué pagar un solo peso, pero con tal de obtener un mayor ingreso salarial el maestro accede a pagar.
Otro negocio que realizó fue el de Bachilleratos Municipales, donde los alcaldes solicitaban al gobernador uno para su municipio y éste los remitía con Carmona García.
El municipio ponía el bachillerato y pago a los maestros, y la SEP otorgaba el reconocimiento oficial.
Pero…
Al concluir el trienio del Presidente Municipal, la SEP mandaba a maestros de bachillerato y así surgió otro gran negocio con la concebida “venta de plazas”.

JULIÁN Y NÁCER PERDONA A CARMONA
POR MIL HORAS DE BACHILLERATOS

Al darse la salida de la Secretaría de Educación de Amado Camarillo y la llegada de Carlos Alberto Julián y Nácer, se aseguraba también el eminente cese de Darío Carmona de la Dirección de Bachilleratos Generales.
Sus horas  estaban contadas.
Pero…
Darío solicita  audiencia con el nuevo Secretario. Y al ser recibido, le ofrece a Julián y Nácer mil horas de bachillerato para que las entregue a quien desee -en virtud que no habían sido asignadas- lo que le daría presencia y fortaleza con los maestros.
Carlos Alberto las acepta y no despide a Carmona García.

GRACIAS A ZAVALA… MARÍN PONE
A DARÍO AL FRENTE DE LA SEP

En la recta final de la administración de Melquíades Morales, Carmona García deja la Dirección de Bachilleratos Generales y pasa a la Dirección General Académica de Educación Media Superior.
Cambio que le permite tener libertad y que se concatena con la designación de Mario Marín a la candidatura al gobierno.
Lo que lleva a “solicitar permiso al cargo” para incorporarse de lleno a la campaña del priista a Casa Puebla y es cuando se afianza sólida amistad, y compadrazgo con Javier López Zavala.
Es Zavala quien mete de lleno a Darío con Marín. Pone en la mesa el aporte con los maestros en movilizaciones, mítines, pero sobre todo en las votaciones, tomando en cuenta que Julián y Nácer desde la SEP hizo todo lo posible para que el magisterio no votara por Marín.
El padrinazgo de López Zavala da el voto decisivo para que Mario Marín se decante por Carmona García para llegue a la titularidad de Educación Pública.
Y Darío es Secretario de Educación los 6 años del gobierno marinista.
Y con ello los negocios millonarios.
Como fue la venta de libros para bachilleratos en los 1,500 planteles, con 250 mil estudiantes, a quienes obligaban adquirir por 600 pesos dos paquetes de libros por año escolar.
Negocio que le representó 300 millones por ciclo escolar. Que da por 6 años… 1,800 millones de pesos.
El tráfico y venta de RVOE a las universidades particulares fue otro de los grandes negocios de la era de Darío, puesto que fue un “secreto a voces” que cada documento del Registro de Validez Oficial de Estudios –RVOE- tenía un costo de… ¡un millón de pesos!
Sin estos RVOE ningún plantel privado podía impartir licenciaturas, maestrías o doctorados, apuntan catedráticos de instituciones particulares a quienes se les preguntó.
Esto le representó ingresos millonarios, puesto que fue un número indeterminado de RVOE que entregó durante los 6 años que estuvo al frente de la Secretaría de Educación.
Sin olvidar:
Para evitar que la subsecretaría de Educación Superior tuviera que firmar y autorizar la entrega de validez de estudios, Carmona García modificó la norma interna de la SEP para que fuera el Director de Educación Superior el que los signara y entregara.
Y resulta que el titular era su socio y amigo Marco Antonio García López.
Mismo que terminó inhabilitado ante la serie de señalamientos y denuncias por la venta de los RVOE.
Ahí está el pasaje del enfrentamiento de Darío Carmona con directivos de la UPAEP por el “otorgamiento” de las RVOE.
Acotándose: cada RVOE tiene que revalidarse cada 5 años por la modernización y reprogramación que tienen los planes de estudios de la SEP Federal.

LA TRAICIÓN DE DARÍO A ZAVALA
POR LA GUBERNATURA EN 2010

Concluye la era de más de 70 años del PRI en el gobierno y con ello la llegada del PAN a Casa Puebla con Rafael Moreno Valle, que llevó al exterminio casi total del marinismo.
Casi total, porque uno de los contados que libró la persecución del morenovallismo fue… Darío Carmona García.
Sí, el que ocupó la Secretaría de Educación durante los 6 años del mandato de Mario Marín.
El que operó política y electoralmente para que ganara su compadre y amigo la gubernatura… Javier López Zavala.
El mismo que hizo –supuestamente- hasta lo imposible para que perdiera Moreno Valle.
Entonces, ¿quién salvó a Darío de la furia morenovallista?
Nadie. Absolutamente nadie.
El salvoconducto de Darío fue Darío.
Así de sencillo.
Vea usted lector:
Las líneas arriba citadas únicamente fueron espejo y  engañifa que utilizó el maestro Carmona para traicionar a su “hermano” Javier López Zavala, en virtud que traía un “juego secreto” con Fernando González -yerno de Elba Esther Gordillo- y subsecretario de Educación Federal con quien trabó amistad y un serial de negocios.
Y Elba Esther Gordillo jugó papel toral en los comicios de su “ahijado” Moreno Valle.
Y pieza fundamental para doblar a Mario Marín.
Y de la mano con Fernando González, el profesor Carmona transitó de la era marinista a la era morenovallista con la traición a López Zavala.
Elba Esther Gordillo recomienda ampliamente a Darío Carmona con Moreno Valle, pero sobre todo con Luis Maldonado Venegas, quien sería nombrado Secretario de Educación.
Y Darío se convirtió en el “alter ego” de Luis Maldonado.
Y pasó a ser el “tótem” detrás de don Luis.
Con el agregado:
Melquíades y Jesús Morales también recomendaron y avalaron a Darío, tanto con Moreno Valle como con Luis Maldonado.
-Pues-, no debe perderse de vista que Luis Maldonado llegó primero con el entonces mandatario Melquíades Morales a ofertarle su despacho asesor, quien lo manda al despacho del Secretario de Finanzas Rafael Moreno Valle.
Y ahí se da la alianza Melquíades-Moreno Valle-Luis Maldonado.
Misma que se unió y ató en el año 2000 para permanecer unida hasta antes del fatídico 24 de diciembre de 2018.

Esta historia continuará con otro negocio del maestro Carmona… la perversión en las Universidades Tecnológicas, Institutos Tecnológicos y las CORDES, que pasaron a convertirse en centros de reclutamiento para jornadas electorales.
Claro, sin faltar la imposición de rectores que no cumplían con el perfil ni el reglamento para ocuparlas.
El negociazo de la “nómina extraordinaria” de la primera quincena de febrero, que le representó a Darío Carmona y Luis Maldonado… ¡455 millones de pesos!

 

Comentarios

comentario

Sobre Lijbuw